LA OBEDIENCIA - 29 de Octubre 2010 - Blog de Enseñanza - VUELVENOS Caminando en la Senda Antigua
VUELVENOS - Caminando en la Senda Antigua...
Menú del sitio
Compartenos
Categorías de la sección
ESTUDIOS [30]
Estudios Bíblicos
SERMONES [3]
Sermones y Predicaciones
OTROS [9]
Pensamientos, Reflexiones, y otros Cristianos
DOCTRINA [4]
La profundidad de la Escritura
Nuestra encuesta
¿Y QUE DEL BAUTISMO?
Total de respuestas: 165
Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Formulario de entrada
Inicio » 2010 » Octubre » 29 » LA OBEDIENCIA
3:17 AM
LA OBEDIENCIA

22 Entonces Samuel dijo:

 

--¿Acaso se complace Jehová tanto en los holocaustos y sacrificios

como en la obediencia a las palabras de Jehová?

Mejor es obedecer que sacrificar;

prestar atención mejor es que la grasa de los carneros. (1 Samuel 15:22)

 

Seguramente usted ha leído acerca de la caída del hombre en el libro de Génesis. Si así lo ha hecho usted debió notar algo o alguien "la serpiente”. La serpiente que era satanas, pues a este ser fue a quien voltearon Adán y Eva al momento en que Dios les cuestionaba sobre el hecho de que comieron del fruto que Él les había prohibido.

Adán dijo "la mujer que me diste”, Eva dijo "la serpiente me dijo”. La verdad, el verdadero problema de Adán no fue el diablo. Su problema fue el desobedecer el mandato de Dios de no comer de ese fruto.

Esa desobediencia le costo  a Adán la expulsión de aquel jardín, el tener que trabajar para comer, dolores de parto mas intensos para Eva, la maldición de la tierra, la sentencia al diablo y la muerte.

¿Ve usted todo lo que desobedecer un simple mandato provoco?

A partir de ahí cada vez que Dios ha dado mandatos, el hombre se ha dedicado a desobedecerlos, y ello a traído sus consecuencias.

La división de Israel, la tragedia sobre la casa de David, el cautiverio del pueblo de Dios, todos aquellos que murieron en el lapso que Israel estuvo en el desierto, Jonás al no querer ir  a predicar a Nínive, etc.

La verdad nos llevaría tiempo nombrar cada vez que el Pueblo de Dios le ha desobedecido y por ello ha caído en desgracia.

 

Hay algo que todo Hijo de Dios debe tomar en cuenta, lo bien o lo mal que nos resulten las cosas en nuestro andar dependerá solamente de nosotros mismos.  De obedecer o desobedecer la Palabra de Dios.

Y es que hermano le voy a decir una cosa, no haga lo que Adán y Eva, no voltee y diga "el diablo me hizo hacer esto, el diablo me hizo hacer lo otro”.

OIGA YO LE TENGO UNA NOTICIA "EL DIABLO NO ES NADA”.

Mire hermano si el diablo fuera algo, Dios le hubiera dicho a Adán "oye ten cuidado con el diablo, mira que lo vote del cielo y es peligroso te puede dañar” pero no fue así lo único que Dios le dijo a Adán fue "del árbol de la ciencia del bien y del mal, NO COMERAS”. ¿Lo ve? Eso fue todo, Dios no le advirtió del diablo, por que Dios sabia que mientras Adán recordara su mandato el diablo nada le podría hacer.

 

Y le voy a decir lo único que el diablo es, un perdedor, un derrotado. Por eso busca cada día hacernos caer, apartarnos del camino de Dios y llevarnos con él a los lugares infernales.

 

Y usted y yo hermano somos templo del Espíritu Santo, hijos de Dios, mas que vencedores, oiga no somos perdedores como él, SOMOS MAS QUE VENCEDORES y el diablo nada nos puede hacer porque Dios nos ha dado autoridad para predicar su Palabra, para atar y desatar, para bautizar, para sanar enfermos, para orar por las personas, pero también para reprender demonios (Marcos 16:14).

 

Dios nos ha dado esa autoridad, Jesucristo nos ha dejado el ejemplo, por que él como hombre enfrento a satanas y le derroto. (Mateo 4:1-11).

 

Así que reconozcamos nuestras desobediencias y esforcémonos por cumplir los mandatos de Dios. Por que Dios no esta en lo que no es Santo, y para mantener nuestra santidad debemos obedecer su Palabra, su Plan de salvación, sus instrucciones. Por que somos pueblo Santo apartado para Él. (Efesios 1:3-6).

 

Obediencia ante todo hermano, por que solo así se demuestra el amor a Dios.

 

23 Respondió Jesús y le dijo:

--El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él. 24 El que no me ama no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. (Juan 14:23-24).

 

Recuerde al diablo nada es, a menos que usted lo deje ser algo.

 

El Señor Jesucristo le bendiga.

 

Isidro Maldonado Guevara.

 

Categoría: OTROS | Visiones: 980 | Ha añadido: isidro | Tags: Predicaciones., reflexiones | Ranking: 0.0/0
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *:
Musica Pentecostal
Calendario
«  Octubre 2010  »
LuMaMiJuViSaDo
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Búsqueda
Archivo de registros
Amigos del sitio
  • Cree su sitio
  • Copyright MyCorp © 2016 Constructor de sitios web - uCoz