COMPARANDO EL PACTO DE ISRAEL CON EL PACTO CON LA IGLESIA - 30 de Junio 2010 - Blog de Enseñanza - VUELVENOS Caminando en la Senda Antigua
VUELVENOS - Caminando en la Senda Antigua...
Menú del sitio
Compartenos
Categorías de la sección
ESTUDIOS [30]
Estudios Bíblicos
SERMONES [3]
Sermones y Predicaciones
OTROS [9]
Pensamientos, Reflexiones, y otros Cristianos
DOCTRINA [4]
La profundidad de la Escritura
Nuestra encuesta
Estimen mi sitio
Total de respuestas: 73
Estadística

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Formulario de entrada
Inicio » 2010 » Junio » 30 » COMPARANDO EL PACTO DE ISRAEL CON EL PACTO CON LA IGLESIA
7:43 PM
COMPARANDO EL PACTO DE ISRAEL CON EL PACTO CON LA IGLESIA
PACTO ANTIGUO v/s NUEVO PACTO
 
Uno de los más marcados contrastes entre el antiguo pacto y el nuevo, lo constituye el lugar que ocupa el corazón en el plan de Dios. Dios dijo: «Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo» (Hebreos 8.10b).
 
Dios inspira, en su nuevo acuerdo, una nueva clase de fidelidad en cada cristiano. La iglesia es pueblo de Dios; pueblo que se caracteriza por tener un «corazón nuevo». Los que entraban en el antiguo pacto, lo hacían por medio del nacimiento físico. Eran israelitas por descendencia familiar; no por decisión espiritual. En consecuencia, todo niño judío necesitaba que se le enseñara acerca de su relación con Dios.
 
Aunque el niño judío entraba en un pacto especial con Dios al nacer, no lo sabía ni lo entendía así, sino hasta que sus padres le enseñaban correctamente sobre ello. A los hijos no sólo se les enseñaba quiénes eran ellos, sino que también un continuo programa de enseñanza se mantenía vigente para todos los israelitas, con el fin de recordarles su identidad y obligaciones para con Dios, que los había elegido para que fueran Su nación escogida.
 
En el nuevo pacto, no obstante, se entra por medio de un nacimiento espiritual, que incluye aceptación de la voluntad de Dios y una respuesta de fe obediente a Él. El nuevo nacimiento no puede tener lugar mientras no se tenga un conocimiento de Dios, y no se haya tomado una decisión consciente de entrar en Su reino espiritual (Juan 6.44–45). Todos los que se encuentran dentro del reino de Dios, han oído el mensaje de salvación (Romanos 10.17), han recibido y aceptado ese mensaje (Hechos 2.41), y han elegido obedecerle mediante la fe y la obediencia (Hechos 2.40). Las leyes de Dios están escritas en el corazón de los cristianos.
 
Somos impulsados a hacer su voluntad por el poder motivador de la fe y el amor (1era Juan 5.3). Su mensaje engendró inicialmente la confianza y la obediencia en nuestros corazones; llenos de fe respondimos al mensaje, llegando a ser Sus hijos. Mantenemos vivo el corazón nuevo que se nos ha dado, por medio de estar continuamente alimentándonos de Su palabra, meditando en Su amor y gracia, manteniendo nuestro corazón receptivo a Su voluntad y andando diariamente con Él.
Categoría: ESTUDIOS | Visiones: 647 | Ha añadido: cristianojpv | Ranking: 5.0/1
Total de comentarios: 0
Nombre *:
Email *:
Código *:
Musica Pentecostal
Calendario
«  Junio 2010  »
LuMaMiJuViSaDo
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930
Búsqueda
Archivo de registros
Amigos del sitio
  • Cree su sitio
  • Copyright MyCorp © 2016 Constructor de sitios web - uCoz